Eng English version
Menu

Nuevos decretos de escasez hídrica en Coquimbo y Melipilla

06 de Enero 2021

El Ministro de Obras Públicas, Alfredo Moreno, firmó dos nuevos decretos de escasez hídrica para la Región de Coquimbo y la Provincia de Melipilla, luego que se verificaran los criterios técnicos definidos por la Dirección General de Aguas (DGA), que exigen que el resultado del Informe de Condiciones Hidrometeorológicas, elaborado por la División de Hidrología del Servicio, indique sequía en al menos una de las tres variables que se consideran: caudales, precipitaciones y aguas subterráneas.

La DGA reportó que, para la Región de Coquimbo y la provincia de Melipilla se cumplió la condición establecida para el Índice de Caudales Estandarizados (ICE), que debe ser igual o menor a -0,84 para los caudales entre las Regiones de Atacama y Los Lagos.

Al 6 de enero de 2020, 79 comunas entre las regiones de Atacama y Metropolitana se encuentran bajo uno de los 16 decretos de escasez hídrica que buscan beneficiar especialmente a 573.612 personas que viven en zonas rurales.

Vigencia y efectos de los decretos de escasez hídrica

Éstos entregan varias herramientas a la autoridad para disminuir los efectos ocasionados por la sequía, especialmente en los sectores rurales. Tienen una vigencia de seis meses y no se renuevan, ya que fueron pensados en un contexto en que la sequía era una situación particular y no estructural.

Jurídicamente, cada decreto de escasez hídrica es nuevo y, en caso que sea para un mismo territorio, la fecha del decreto debe ser posterior a la fecha de vencimiento del último decreto vigente para esa zona.

Además, los decretos dan posibilidad a la DGA de intervenir para la distribución de las aguas. El Artículo 314 del Código de Aguas se señala: “Declarada la zona de escasez, y no habiendo acuerdo de los usuarios para redistribuir las aguas, la Dirección General de Aguas podrá hacerlo respecto de las disponibles en las fuentes naturales, para reducir al mínimo los daños generales derivados de la sequía. Podrá, para ello, suspender las atribuciones de las Juntas de Vigilancia, como también los seccionamientos de las corrientes naturales que estén comprendidas dentro de la zona de escasez”.

Otro instrumento es permitir la entrega de recursos de emergencias para quienes viven en zonas rurales como el abastecimiento con camiones aljibes, que son contratados por las comunas y financiados por el gobierno regional, una vez que ha sido autorizado por el Ministerio del Interior (Subsecretaría del interior), si se cumplen los siguientes requisitos:

1. Declaración de zona de escasez hídrica (Ministerio de Obras Públicas).

2. Declaración de emergencia agrícola como consecuencia del déficit hídrico (Ministerio de Agricultura).

3. Declaración de zona de catástrofe (Ministerio del Interior y Seguridad Pública).

4. Informe que acredite la falta de recursos en un sector o sistema APR producto del déficit de precipitaciones (Dirección de Obras Hidráulicas, MOP).

Las declaraciones de escasez hídrica también posibilitan la aprobación de decretos de emergencia MOP que tramita la Dirección de Obras Hidráulicas (DOH) por solicitud de las comunas afectadas, para entregar soluciones en el corto plazo que incluye el mejoramiento de sistemas de agua potable rural (APR) y desarrollar obras por trámite directo sin licitaciones, entre otras.

Los decretos permiten a la DGA autorizar las extracciones a pesar que no haya un título de derecho de aprovechamiento de agua de por medio, que es el caso de algunos Sistemas de Agua Potable Rural (APR). En el Instructivo 588 del 5 de diciembre de 2014 sobre autorizaciones de extracciones de agua en zonas bajo escasez hídrica se especifican los criterios y alcances de este beneficio para los cuales hay que enviar el formulario, disponible en el sitio web, que corresponda a la naturaleza del solicitante.