Eng English version
Menu

Reavalúo de bienes raíces agrícolas: ¿Final de la renta presunta agrícola?

15 de Mayo 2020

Con sorpresa el sector agrícola ha conocido este año los valores informados por el Servicio de Impuestos Internos en el revalúo agrícola 2020, proceso mediante el cual el Servicio determina los nuevos avalúos fiscales que se aplican a los bienes raíces agrícolas de todo el país, en el cual se aprecia un incremento promedio enorme de un 132% en relación al avalúo anterior hace 4 años atrás.

Esta alza significativa, sin duda constituye un golpe duro para el mundo agrícola, que se suma a los efectos del Covid 19, la prolongada sequía y la violencia de la crisis política posterior al 18 de octubre.

En efecto, el avalúo fiscal de un predio agrícola tiene importantes consecuencias a la hora de por ejemplo, aplicar el impuesto territorial (contribuciones), acceder a beneficios otorgados por INDAP, y en especial para determinar el impuesto a la renta de aquellos agricultores que se encuentran acogidos el régimen de renta presunta.

Para aquellos contribuyentes, que cumpliendo los requisitos establecidos por la ley, opten voluntariamente por tributar bajo el régimen de renta presunta agrícola, la letra A), del N° 2, del artículo 34 de la Ley de Impuesto a la Renta, establece que se presume de derecho que la renta líquida imponible será igual 10% del avalúo fiscal del predio respectivo. Las rentas presuntas determinadas en estos casos se gravan con el Impuesto de Primera Categoría, con una tasa de un 25%, y el Impuesto Global Complementario o Impuesto Adicional, según corresponda.

Por lo tanto, un incremento en el valor del avalúo fiscal, se traduce inmediatamente en un alza de la renta líquida, y por ende mayores impuestos para el contribuyente propietario o usufructuario del predio respectico.

En los hechos no cabe duda que este efecto se traducirá en un número relevante de agricultores que en la actualidad tributan bajo la modalidad de renta presunta agrícola, migren hacia un régimen de tributación en base a renta efectiva con contabilidad completa o simplificada, pues en la práctica es muy probable que un número significativo de contribuyentes, en especial aquellos que obtienen rentas en los tramos más altos del Impuesto Global Complementario, con estos nuevos avalúos tengan una carga tributaria mas alta estando en renta presunta, que si tributaran en base a renta efectiva.

Si sumamos a lo anterior las mejoras introducidas al nuevo régimen pro pyme establecido en la última modernización tributaria, que entró en vigencia el 1 de enero de este año, es probable que ya muchos, estén empezando a hace sus cálculos para dejar atrás este régimen que por su simplicidad ha sido de gran ayuda para la agricultura chilena.


En esta misma línea, el Servicio de Impuestos Internos recientemente a través de la resolución exenta 43 del 21 de abril de este año, amplió el plazo que tienen los contribuyentes sujetos a renta presunta para abandonar este régimen y declarar sus rentas este año tributario 2020 sobre la base de su renta efectiva en los regímenes de renta atribuida, semiintegrado o 14 ter.

Bajo el nuevo plazo establecido por el Servicio, los contribuyentes acogidos al régimen de renta presunta que opten por abandonarlo voluntariamente, podrán informar su opción hasta el 31 de julio de 2020, y en tal caso deberán reconstituir su contabilidad completa por el ejercicio comercial 2019 o reconstituir sus registros simplificados de acuerdo al artículo 14 ter de la y, en caso de no contar con los antecedentes para ello, podrán solicitar una tasación de acuerdo al artículo 35 de la Ley de Impuesto a la Renta.

Pero ¿es posible hacer algo contra los avalúos informados por el Servicio? lamentablemente los plazos tanto para interponer una reposición administrativa de los avalúos frente al SII y el reclamo ante el tribunal tributario ya expiraron. Sin embargo, como última opción siempre es posible presentar una petición administrativa al Servicio en cualquier momento del año que haga una revisión de los avalúos, acompañando por cierto los antecedentes que fundan dicha petición

En este escenario, no es difícil anticipar entonces, que esto puede llevar a reducir significativamente el número de contribuyentes afectos a renta presunta agrícola, lo que es consistente con una política de hace ya varios años del Ministerio de Hacienda de limitar al máximo este régimen tributario, e incluso no son pocos los que derechamente abogan definitivamente por eliminarlo de la ley de la renta, quien sabe si con estas medidas en los hechos lo logren.



Rodrigo Araneda, Abogado del Área de Comercio Internacional Araya&Cia