Eng English version
Menu

Se constituye grupo de trabajo público-privado por situación de cerezas en China

26 de Enero 2021

En relación a las noticias que han circulado sobre la difusión en redes sociales chinas sobre una supuesta detección de trazas de COVID-19 en cerezas chilenas, la Ministra de Agricultura, María Emilia Undurraga, puntualizó que hasta el momento (25 de enero), no existe una comunicación oficial por parte del Gobierno chino que afirme la veracidad de dicha información.

Si bien la situación aún es noticia en desarrollo, Undurraga junto con el Canciller Andrés Allamand, sostuvieron una reunión con representantes de productores y exportadores chilenos, entre ellos la ASOEX y Fedefruta, además del Director Nacional del SAG, Horacio Bórquez y representantes de Chile en el país asiático, como el embajador de Chile en China, Luis Schmidt, y el Embajador Extraordinario y Plenipotenciario para la región de Asia-Pacífico, Eduardo Frei, para abordar, de manera conjunta y coordinada este escenario.

Uno de los objetivos de la reunión fue conocer los detalles y recabar toda la información necesaria con el fin de aclarar la situación y su impacto en las exportaciones de cerezas chilenas. Además, se acordó con los presentes, reforzar la información en China y realizar una campaña de promoción del consumo seguro de los productos chilenos. También se mantendrá una mesa de trabajo conjunto para monitorear la situación.

“Como Ministerio nos preocupa que este tipo de informaciones no confirmadas, que surgen en un contexto de incertidumbre mundial por la pandemia de COVID-19, afecten la comercialización de este producto chileno en el país asiático”, manifestó el Ministerio en un comunicado.

Undurraga tomó contacto con el Ministro de la Administración General de Aduanas de la República Popular China, Ni Yuefeng, para manifestarle su preocupación por la situación que están enfrentando las exportaciones de cerezas chilenas en su comercialización.

El Ministerio de Agricultura destacó que, desde el punto de vista fitosanitario, el mercado se encuentra abierto, con fruta ingresando normalmente, gracias al estricto cumplimiento de las medidas acordadas, sin perjuicio de lo cual en los últimos días se ha producido una disminución significativa de la demanda de este producto en los principales puntos de venta.

Cronología de la denuncia

• El 21 de enero se publica en redes sociales un presunto caso de detección de COVID-19 en una caja de cerezas en la ciudad de Wuxi.

• Un medio reconocido replica esta noticia por la plataforma Weibo, generando más de 25.000 artículos. El día 22 enero alrededor de las 8 pm, el asunto se transformó en "trending topic" de Weibo.

• El 23 de enero se publica en el canal estatal más importante en China, CCTV, una nota donde el mensaje fue que no existe riesgo en consumir cerezas, ni tampoco probabilidad de contraer COVID-19 a través de la ingesta de fruta fresca. Aclarando que, si es que hubiera alguna detección en cajas de frutas, seguramente el virus estaría muerto, por lo que no es infeccioso. Esta nota aminoró la tendencia negativa de las redes sociales.

• El 24 de enero, aparecieron nuevas publicaciones de otros mercados mayoristas, donde presuntamente se habría encontrado este virus en cajas de cerezas. Esto generó un nuevo frente en las redes sociales.

La Asociación de Exportadores de Frutas de Chile (ASOEx), informó que el Comité de Cerezas está implementando, a través de agencias de publicidad chinas, acciones en medios masivos, redes sociales y líderes de opinión. Lo anterior, con el objetivo de recuperar la confianza de los consumidores y distribuidores, reafirmando los rigurosos procesos sanitarios que rigen sobre la cereza chilena y que no existe riesgo alguno al consumirlas en los mercados internacionales.

La entidad informó que la noticia de la supuesta detección de COVID-19 ha impactado negativamente el consumo de cerezas en este mercado, donde Chile representa más del 95% de la oferta disponible durante esta temporada.

En los mercados mayoristas ha disminuido su rotación, con una reducción de precios de un 59%, pese a esa disminución la rotación está muy bajo la tendencia (27%); En el Retail, el impacto también ha sido negativo, la venta por local de cerezas chilenas ha disminuido un 70% y los precios están cayendo notoriamente.

A la fecha se han comercializado 130 millones de kg en cerezas, quedando un remanente por vender de 190 millones de kg, que equivalen a USD 1.200 millones.

Medidas COVID-19

Desde que se desató la pandemia en el mundo, la industria exportadora chilena ha implementado una serie de medidas sanitarias adicionales, velando por un estricto control con altos estándares de calidad en todo el proceso productivo. Todas las medidas son fiscalizadas por el ministerio de Agricultura a través del SAG y del ministerio de Salud bajo las exigencias de la OMS y la FAO.