Eng English version
Menu

Análisis económico de la dinámica competitiva en el mercado de arándanos frescos de EE.UU.

12 de Enero 2021

Un estudio de Thomas J. Prusa, PhD. Rutgers University, examina los factores que influyeron en el precio de los arándanos frescos producidos en Estados Unidos en el periodo 2015-2020.

El autor se enfoca en el precio ya que, según argumenta, pese al aumento en el volumen importado, la industria local ha aumentado la producción y venta del fruto en el periodo de análisis: “El análisis de precio, por tanto, me permite discernir la relación entre el bienestar de la industria nacional -para la cual el precio es un factor clave-, y el volumen de arándanos, incluido el producto nacional e importado”.

El modelo econométrico utilizado por Prusa, toma en cuenta la variación en volumen por fuente (proveedor), estacionalidad de la producción, variaciones de rendimiento y la superficie plantada en los estados (de Estados Unidos) y otros países. Las estimaciones muestran que el cambio en la competencia doméstica es el factor más importante que afectó a los precios internos en el período bajo análisis.

En términos de la producción de arándanos frescos de Estados Unidos y los envíos, están muy concentrados en un periodo de 20 semanas, desde finales de abril hasta inicios de septiembre. Más del 90% de los arándanos frescos de Estados Unidos se venden durante la en este periodo, explica el documento.

Los grandes estados productores de arándano, como Carolina del Norte y Nueva Jersey venden todos sus arándanos en las semanas peak. Otros, como Georgia, California, Oregón y Washington venden más del 90% de sus cosechas en las semanas peak. El análisis detalla que Florida -otro importante estado productor- es el único en vender cerca del 80% de su producción en este periodo. Como resultado, solo pequeños volúmenes de producción local de arándano se venden en las semanas anteriores y posteriores al periodo peak.

Prusa expone que la naturaleza estacional de la producción local (Estados Unidos) se traduce en que ésta no está disponible para el consumidor local por lo menos en una mitad del año. En cambio, es en la contra-temporada cuando llega al mercado estadounidense la mayoría de las importaciones. Aproximadamente el 80% de los arándanos frescos importados por Estados Unidos ingresan al país en las semanas de menor actividad en el plano local.

El documento consigna: “(…) la gran mayoría de las importaciones entran cuando hay muy pocos o casi cero arándanos domésticos disponibles. Además, desde 2015 el 86% del crecimiento en las importaciones de arándanos frescos se ha producido en las semanas de menor actividad (…)”.

Continúa: “(…) Dada la falta de superposición temporal cuando dos fuentes de suministro están presente en el mercado estadounidense, los arándanos nacionales e importados son vistos más como complementos que sustitutos (…)”.

El autor destaca que su estudio econométrico se centra en aspectos de precio dado que otras métricas no sólo no muestran daños, sino un crecimiento sólido para los productores nacionales.

La producción anual de arándanos en Estados Unidos ha aumentado en 68 millones de libras en el periodo 2015-2020 (o un 22% durante el periodo, lo que se traduce en un crecimiento promedio anual del 5%. Producción de California, Oregon y Washington concentra ese crecimiento y, a diferencia de las importaciones, éstos venden prácticamente todos sus arándanos frescos en las mismas semanas en que los productores locales están más activos.

Además, en el peak de la temporada, la producción de California, Oregon y Washington excede el crecimiento de las importaciones. Es más, el autor explica que solo la producción de los dos últimos ha aumentado en relación a las importaciones de todos los proveedores.

“Los movimientos de precios durante un año calendario no son consistentes con una teoría de que las importaciones sean una causa sustancial de daño grave. En un año un calendario, los precios de los arándanos frescos están constantemente en su nivel más bajo durante las semanas peak de verano, que es exactamente el período en el que las importaciones están en su nivel más bajo. Por el contrario, los precios internos son más altos durante las semanas en que el volumen de importación es mayor”, explica el documento.

El estudio econométrico muestra que, tanto los volúmenes de arándanos locales como importados, tienen un impacto en los precios de mercado. Sin embargo, la magnitud y la fuente de los efectos de los precios varían según la temporada.

Los volúmenes importados juegan un papel importante en las semanas de menor actividad (cuando menos del 10% de los envíos estadounidenses ocurre). La competencia interna, principalmente de los productores de la Costa Oeste (California, Oregon y Washington), tiene el mayor impacto durante la temporada alta. Durante todo el período, los cambios en la competencia nacional explican el 63% del cambio en los precios durante el período. Centrándose sólo en la temporada alta, la competencia local representa el 91% del cambio en el precio.

El autor concluyó que: “(…) los volúmenes domésticos han tenido una mayor influencia en los precios del mercado interno que el volumen importado”.

Puede leer el documento completo aquí (inglés)