Eng English version
Menu

10 meses del Registro de Contratos Agrícolas

28 de Noviembre 2019

La ley 20797 de Registro Voluntario de Contratos Agrícolas en Chile fue publicada el día 19 de diciembre del año 2014, tuvieron que pasar 4 años para que en marzo de este año surgiera la implementación de esta, en donde los compradores y vendedores de productos agropecuarios pueden registrar sus contratos mediante el uso de una plataforma (www.registrodecontratosagricolas.cl). El registro comenzó a funcionar el día 6 de junio de 2019, las partes que acuerden un contrato de compraventa a plazo que se refiera a la primera transacción de productos agrícolas (el “Contrato Agrícola”), podrán voluntariamente inscribir en el Registro la celebración, modificaciones y cancelaciones de sus Contratos Agrícolas. De esta manera se está ayudando a que los acuerdos en el mercado agrícola sean más trasparentes y de esta forma facilitar el cumplimiento y exigibilidad de los Contratos Agrícolas.

Cabe destacar que la ley está basada en la finalidad de “Establecer un sistema de inscripción voluntaria de los contratos de compraventa de productos agrícolas con entrega a plazo en un registro público, nacional y único”.

“Este registro generará una nueva garantía para el comprador que está financiando una operación de compraventa de productos agrícolas ya sea en el corto o bien en el largo plazo” señaló Matías Araya, Socio Fundador de Araya y Cia Abogados.

10 meses de la implementación


A 10 meses de la implementación de esta ley, de a poco se le ha comenzado a dar uso a la plataforma, pues son bastantes los beneficios a los cuales se pueden acceder mediante la inscripción de dichos contratos. En primera instancia y uno de los mayores beneficios que cumple el registro voluntario de contratos agrícolas es que asegura que el productor haga entrega de la producción estimada, además asegura jurídicamente que si el productor vendiera dicha producción a un tercero, este último será solidariamente responsable. Implementado este sistema tecnológico, propio de la época en la que vivimos, la situación del incumplimiento en la entrega de los productos agrícolas queda atrás teniendo en cuenta el costo que deberán enfrentar será muy alto, tanto para el vendedor, como para cualquier tercero que quiera comprar un producto que ya se encuentre registrado.

Para llevar a cabo la materialización de los contratos de compraventa, se pueden realizar a través de un notario o bien mediante el sistema de la firma electrónica avanzada en la plataforma directa del Ministerio de Economía, dicha institución es la encargada de la administración de la plataforma.

¿Por qué inscribir un contrato agrícola en el Registro?

Podemos señalar que mediante la inscripción de contratos agrícolas estos pasan a ser oponibles a terceros, dando fe entre las partes respecto de su otorgamiento y menciones esenciales además, otorgan diversos derechos que imponen las obligaciones señaladas en la Ley y en el Reglamento, que mencionamos a continuación:



· Solidaridad legal ante hipótesis de ventas dobles: En caso de que una persona distinta de quien hubiere comparecido como comprador en el Contrato Agrícola registrado adquiera los productos objeto de dicho contrato, será, para todos los efectos legales, solidariamente responsable con quien hubiere comparecido a dicho contrato como vendedor, por los perjuicios causados al comprador inscrito.

· Rápida solución de controversias: Toda disputa entre las partes con respecto a la interpretación, aplicación o ejecución de los Contratos Agrícolas registrados se sustanciará mediante las reglas del procedimiento sumario.

· Prueba del Caso Fortuito: La Ley ordena al juez a apreciar como una presunción grave para establecer la existencia de caso fortuito o fuerza mayor, las declaraciones de emergencia o catástrofe agrícola emitidas por la autoridad; simplificando de esta forma, la carga de la prueba para el productor que debe acreditar el caso fortuito o fuerza mayor, para efectos de eximirse de responsabilidad por su incumplimiento.

Finalmente, El Registro de Contratos de Productos Agrícolas viene en entregar una nueva garantía, que podría facilitar enormemente el financiamiento de productores agrícolas, impulsando fuertemente el desarrollo del sector agroexportador.