Eng English version
Menu

Accionar de exportadores afectados por barcos confiscados

28 de Julio 2019

Por Pablo Rogers Neckelmann, abogado a cargo del Área de Transportes & Seguros de Araya & Cía.

El pasado 17 de junio, en el puerto de Delaware en Filadelfia, durante una inspección de rutina al buque de carga Gayane, de propiedad de la MSC, el Servicio de Aduana y Protección de Fronteras norteamericano (CBP) encontró más de 20 toneladas de cocaína en su interior. El barco, que llevaba varias toneladas de fruta fresca, partió de Chile e hizo escalas en Perú, Panamá y Bahamas antes de llegar a Estados Unidos.

A raíz de dicha situación, el buque y su contenido fueron confiscados por el Gobierno norteamericano, lo que provoco una perdida sin precedentes para los exportadores que enviaron su carga en dicho barco.

Producto de la incautación realizada al Gayane, el barco se vio obligado a quedar atracado en la bahía del puerto de Filadelfia, lo que conllevó a que éste redujera su capacidad para recibir nuevos embarques, situación que no fue percibida por las navieras, ya que menos de un mes después de este incidente, nuevamente un barco de la MSC, el Madhu, el cual transportaba un importante cargamento de fruta fresca, se le prohibió el ingreso al puerto, ya que por la detención del Gayane, no había capacidad para que un barco de sus características pudiera atracar. Esto obligó al Gayane a desviarse a Bahamas, donde su carga fue traspasada a busques más pequeños, para luego volver a Estados Unidos y así intentar ingresar.

En ambos casos, los exportadores frutícolas se vieron afectados, en uno, porque el cargamento completo se vio perjudicado al ser confiscado, y el segundo por la demora que conllevo el desvió del buque y el transbordo de su carga a otras naves más pequeñas.

Ante esto, los perjudicados, podrían siniestrar su póliza, pidiendo a sus respectivas compañías de seguros la indemnización correspondiente, o solicitar a sus abogados, el recupero directo contra la naviera de las perdidas económicas que estos hechos les han significado, ya sea de manera judicial o extrajudicialmente.

Esta última herramienta ha tomado mucha fuerza en los últimos años por los beneficios que tiene, ya que al optar por realizar un recupero directo y no siniestrar la póliza no se aumentan los índices de siniestralidad con la Aseguradora y no se encarece la prima a pagar. Dicha gestión es algo que el Grupo de Transportes & Seguros de Araya & Cía. lleva años haciendo y en donde se ha acumulado bastante experiencia y una alta tasa de éxitos.