Eng English version
Menu

El levantamiento de secreto bancario de Uber por la Corte Suprema

30 de Octubre 2019

El pasado 14 de octubre la Corte Suprema rechazó el recurso de queja de Uber en contra de la sentencia del Primer Tributario y Aduanero que acogió la solicitud de levantamiento de secreto bancario del SII para investigar los orígenes de los gastos y desembolsos de la plataforma digital en Chile y de sus más de 60.000 conductores socios.

El caso se originó hace unos 3 años cuando el SII comenzó a investigar las operaciones de la empresa en el país, sin embargo, esta confirmación de la Corte Suprema es solo la arista judicial de la forma en que nuestra institucionalidad ha enfrentado la regulación normativa de esta plataforma digital de transporte, en el mismo sentido se ha desarrollado la llamada “ley Uber” que busca regular todas las Empresa de Aplicaciones de Transporte (EAT) de forma tal que una vez publicada deberían ser personas jurídicas del giro de transporte de pasajeros y con inicio de actividades en el SII, contar con seguros para sus pasajeros, a los conductores se les exigiría constar en un registro con licencia de conducción profesional, entre otros requisitos.

 Frente a esta regulación las empresas han hecho campañas destacando el aumento del costo del viaje, la dificultad de obtención de licencia profesional y la ineficacia en general del modelo de negocios que las aplicaciones móviles actualmente proponen.
Sobre las implicancias del fallo que sorprende por ser el primero del máximo tribunal en confirmar la autorización al SII para ver las cuentas corrientes de una empresa desde que la normativa se implementó en el 2009, se ha abierto el debate sobre la posibilidad de que todas las empresas en general puedan ser investigadas requiriendo el levantamiento del secreto bancario, sin embargo, aunque hay fallos anteriores de Tribunales Tributarios y Aduaneros que autorizan el levantamiento del secreto bancario, como en el caso de la solicitud del Servicio de Impuestos Internos de la República de Corea del Sur para evitar la evasión tributaria de una sociedad, podríamos coincidir en que esta regulación siempre debe estar en mente de los contribuyentes a la hora de hacer negocios, también que viene a confirmar la facultad del SII para investigar a profundidad la forma en que están tributando las empresas y que las personas naturales o jurídicas en el país deben cumplir cabalmente la legislación tributaria.

En definitiva la norma que autoriza este levantamiento del velo bancario cumplirá a fines de este año una década en vigencia en el país, por lo que aunque ha sido aplicada en poquísimos casos, debe estar siempre presente en los contribuyentes que el solo requerimiento del SII al banco o al contribuyente no es suficiente para mostrar las cuentas corrientes, sino que es posible oponerse y que el servicio cuente con el respaldo judicial que puede ser llevado hasta la última instancia como en este caso ante la Corte Suprema.