Eng English version
Menu

Ley de pago a 30 dìas: Columna del Abogado Sergio Ayala

13 de Agosto 2019

La ley de pago en 30 días es uno de los principales proyectos planteados por el actual gobierno que busca dar protección y certeza jurídica a las Pymes respecto al momento en el cual se van a pagar las facturas por sus ventas o servicios, esto permitirá una mejor planificación para el pago de las diversas obligaciones que contraigan, ya que tendrían una mayor certeza de los flujos de dineros disponibles.


Pese a que el espíritu de la norma es valorable, existen una serie de interrogantes prácticas a la hora de dar cumplimiento a las sanciones establecidas en la Ley, ya que no existe una instancia administrativa especializada que de mayor celeridad a los posibles reclamos originados por el infracción de esta norma. 

En efecto, serán finalmente los tribunales de justicias quienes deberán dar respuesta a las posibles controversias suscitadas al respecto, lo cual deja incertidumbre en el sector agrícola, si es que determinadas cláusulas pueden o no ser consideradas como abusivas.


Adicionalmente, implicará una revisión exhaustiva por parte de las empresas, respecto de sus políticas de pago por los distintos bienes y servicios, y tener especial observancia en el cumplimiento de las normas administrativas que no impliquen el devengo de intereses y comisiones sancionatorias debido al incumplimiento.


Asimismo, la norma de pago en 30 días no toma en consideración las particularidades de contratación en las distintas áreas de la economía, en los cuales no necesariamente se contrata bajo el sistema de precio fijo, en el caso particular del sector agrícola existen metodologías de pago por consignaciones, anticipos, contratos mínimos garantizados, entre otros, que quedan en la incertidumbre de cómo podría afectar la aplicación de esta Ley.