Eng English version
Menu

Matías Araya en DF: EE.UU. adopta fuertes restricciones a la importación de ciruelas chilenas.

15 de Abril 2021

Nuevo golpe a la industria frutícola: EE.UU. adopta fuertes restricciones a la importación de ciruelas chilenas.

Expertos advierten impacto en los envíos y pagos, traduciéndose en pérdida del valor económico frente a otros competidores. El alerta se produce tras encontrarse larvas de polillas de la vid en algunas partidas de la Región de O’Higgins.

Publicado el 12 de abril de 2021.
Por Camila Bohle, del Diario Financiero.


Un nuevo golpe está sufriendo la industria frutícola chilena. A inicios de abril, el Servicio de Inspección Sanitaria de Plantas y Animales de Estados Unidos (APHIS, por sus siglas en inglés) emitió una resolución que cambia las reglas de importación de ciruelas chilenas.

La autoridad informó que todas las importaciones de ciruelas frescas provenientes de nuestro país deberán ser sometidas a un tratamiento para evitar la entrada a territorio estadounidense de la plaga de polilla de la vid europea, también conocida como Lobesia botrana, que es dañina para las plantas. Esto, tras interceptarse en las ciruelas de exportación producidas en la Región de O’Higgins larvas del insecto, durante el mes de febrero.

De acuerdo a la autoridad en Estados Unidos, lo anterior representa un riesgo de plaga fitosanitaria para la industria local.

Así, ahora las restricciones a la importación de ciruelas chilenas exigen que todos los envíos de esta fruta fresca deban estar acompañados de un certificado fitosanitario emitido por el organismo nacional de protección fitosanitaria de Chile (SAG), además de ser irradiados, o bien, fumigados con bromuro de metilo.

Sin embargo, todo esto podría conllevar serios efectos para el sector, que se viene levantando tras los efectos de las lluvias de enero.

Matías Araya, socio fundador de Araya & Cía. Abogados, señaló que en Chile no existen instalaciones de irradiación, por lo que los exportadores chilenos “están obligados a realizar este proceso en territorio de Estados Unidos”.

Por otra parte, en lo que se refiere a fumigación, esta podrá llevarse a cabo en Chile bajo un programa de autorización previa del APHIS hasta el final de la temporada de envío para las ciruelas de Chile, teniendo como fecha límite el 31 de mayo de 2021.

Con todo esto, podría llevar un incremento en los costos de exportación de la ciruela chilena hacia el mercado norteamericano, detalló Araya, “lo cual desfavorece a la empresa nacional; ello sin contar con la posible pérdida de condición de fruta orgánica que sufrirá el producto, lo que conlleva una pérdida de valor económico frente a otros competidores”.

Además, podría traducirse en eventuales conflictos respecto a los pagos de los envíos de ciruelas que ya fueron comercializadas bajo las condiciones fitosanitarias existentes para entonces, “así como los reclamos en cuanto a la calidad y condición de la fruta exportada, su posible rechazo por el importador y responsabilidad de las pérdidas que puedan derivarse de esta nueva disposición”, sostuvo.

Fuente: Diario Financiero - Chile.